13 oct. 2017

Del Bornout a la Felicidad Laboral





Estoy muy ilusionado por colaborar un año más con UGT. Otra vez, de nuevo en el mes de octubre haremos doblete, en Las Palmas primero y en Santa Cruz después.

Hablaremos sobre el Burnout, del peligro que supone para las personas y las organizaciones y analizaremos las claves para superarlo y establecer una senda de cambio hacia la Felicidad Laboral.

Y todo ello desde una perspectiva del coaching haciendo especial hincapié en la toma de acción para modificar aquellos aspectos de la realidad que caen en el ámbito de nuestra responsabilidad.




5 oct. 2017

2ª Edición Coaching y Mejora Personal







Tras el éxito de la primera edición hacemos otra convocatoria del Programa de Coaching y Mejora Personal, que comienza el próximo 3 de noviembre a las 19 horas.

Este programa desarrolla durante cinco semanas una formación práctica donde aprenderemos conceptos claves y estrategias de mejora personal que aplicaremos en nuestra vida personal y profesional para alcanzar nuestros objetivos. 

Como complemento del aprendizaje esta acción formativa contempla el desarrollo de una sesión de coaching individual para facilitar la aplicación de los contenidos aprendidos en nuestra vida cotidiana, contribuyendo con ello a mejorar nuestro grado bienestar y nuestro sentimiento de felicidad.

El precio del curso completo es de 60 euros e incluye la sesión de coaching. Si quieres realizar algún/nos módulo/s independientemente el precio de cada uno es de 20 euros.


Para apuntarte debes acceder aquí al formulario de inscripción

21 sept. 2017

¡Tenemos plataforma!




Después de muchos días investigando diferentes plataformas y aulas virtuales para los cursos que comienzo a impartir próximamente he conseguido por fin decidirme. He optado por Evol Campus. Las prestaciones, la relación calidad - precio y sobre todo la amabilidad y vocación de servicio de Adolfo Marqués me han hecho decantar por ellos.¡Totalmente recomendables!

Si te apuntas en alguno de los próximos cursos que impartiré será un placer encontrarte en mi nueva aula virtual.


16 sept. 2017

Curso on line de Coaching y Desarrollo de Habildades Directivas



En unos días, el 21 de septiembre comienza la tercera edición de un curso que me ha sorprendido muchísimo en las ediciones anteriores. Se trata del curso on line de Coaching y Desarrollo de Habilidades Directivas de Fyde - CajaCanarias. Para mí ha resultado ser una experiencia increíblemente gratificante a la vez que retadora ya que hemos superado el centenar de alumnos (sí!, como lo oyes más de 100 personas por edición!).

El curso consta de cuatro sesiones de videoconferencia de hora y media de duración en el que trabajaremos para que puedas establecer y diseñar un plan de acción para que puedas alcanzar tus objetivos. Y durante el curso te iré dando pautas para que garantices la consecución de tus objetivos.


Ya puedes realizar la inscripción y tener más información a través del siguiente enlace:




15 sept. 2017

4ª Edición Espacio Desafío






Ya estamos de lleno preparando la siguiente edición de Espacio Desafío. Ilusionados porque son ya cuatro las ediciones celebradas en el primer año de vida de este proyecto.

Y en esta ocasión hablaremos sobre Competencias y Desarrollo Profesional.

Oferta de Trabajo: Dependiente de Ferretería



Publicamos esta oferta para dos dependientes de Ferretería en Breña Baja (La Palma). En caso de que estés interesado/a debes remitir tu curriculum vitae a seleccionlapalma2017@gmail.com.
8 sept. 2017

Maluma en Tenerife: Mi hija no irá a verte






"Querido Maluma":


Hoy me enterado de que vas a estar por mi isla. Ya supondrás la ilusión que me hace. Tengo una hija recién nacida y por motivos obvios no irá a verte. Pero mi una de mis mayores ilusiones es educarla de tal forma que elija no seguir a cantantes como tú. Y que por supuesto prefiera pasar una tarde en el TEA estudiando o con sus amistades paseando o simplemente estar en casa sola a ir a un concierto tuyo. Ahora mismo pocas cosas me harían tan feliz.

En el fondo, Maluma, creo que al final tengo que darte las gracias y todo porque gente como tú me ayuda a no bajar la guardia como padre y ocuparme y preocuparme por educar a mi hija con el mayor sentido crítico posible y por supuesto a que no tenga ningún tipo de tolerancia a los misóginos.

Solo me alivia que el tiempo juega a mi favor. Cuando mi hija tenga 18 años, tu tendrás cerca de los 40. Y espero que entonces hayas evolucionado como persona y/o te hayas retirado la música. Y que lo que cantes le parezca algo anacrónico y trasnochado. O mejor aún que le de vergüenza ajena escucharte.

Desconozco si tienes hijos, espero que en caso afirmativo seas consciente del mensaje que le estás dejando.

Por cierto, con lo guapete que eres yo aprovecharía e iría como tronista a Telecinco. Creo que le harías un favor a la humanidad y creo que también a la historia de la música.

Confío en el destino y en el ser humano y que queriendo o sin querer la vida o tu inteligencia (me temo que va a ser más lo primero) te haga cambiar. Y que un día seas padre de una niña y que pienses  en lo qué sentirías si su pareja la tratase como tú haces con ellas en tus canciones".

Creo que en estos momentos tu concierto está a punto de empezar. He leído que es en el Recinto Portuario, es decir al aire libre. Malas noticias porque ya sabes que Santa Cruz es todo pendiente y tu música puede llegar al Barrio de la Salud. Espero que no sea así, pero te prometo que por si acaso ahora mismo voy a cerrar la cristalera del balcón  para que mi hija ni se entere de que has estado por aquí cerca.




26 ago. 2017

Camilando por la vida: ¡Llegaste!




¡Al fin llegaste, Camila! Sabías que no podíamos esperar más por ti y te adelantaste una semana sobre lo previsto. ¡Qué regalo nos has hecho!

El jueves  pasado  despertamos con la sensación de que se había roto la bolsa. Nos dirigimos enseguida a la residencia con toda la ilusión del mundo porque pensamos que tal vez habría llegado el día.  Nada más llegar la ginecóloga nos lo confirmó, era cuestión de horas que estuvieras aquí.

Momentos después entrábamos al paritorio. Tienes que saber que papá es bastante aprehensivo y que temía desmayarse. Te cuento algo pero lo olvidas enseguida, ¿vale? En una ecografía rutinaria en los primeros meses de tu embarazo sufrí un mareo. Como lo oyes. Un soberano mareo. Durante algunas semanas tal vez meses tu padre ha sido objeto de mofa de ello entre algunos de sus amigos. Así que comprenderás que con estos antecedentes era lógico pensar que en el paritorio algún momento podría acabar en posición paralela a la cama de tu madre y pidiendo oxígeno mientras haría aspavientos. ¿Pues sabes, Camila? ¡No me pasó nada! Me crecí con la motivación de ser el testigo de tu llegada al mundo y no me desmayé. Ni tan siquiera un breve atisbo de ello.

Mamá sufrió muchos dolores, muchísimos. La epidural duró muy poco y a pesar de los esfuerzos posteriores de los anestesistas no hubo forma de reducir el dolor. Gritó muchísimo, tanto que tan solo por eso deberás respetarla y honrarla el resto de tu vida. Mamá es una campeona. Pero  recuerda que yo tampoco me quedo atrás, ¿eh? Como te comenté antes no me desmayé en ningún momento.

Y mientras esto ocurría otra historia se entrelazaba con la de tu nacimiento. Tu abuela Milagros después de cinco años sin ver a mamá llegaba directamente desde Caracas al aeropuerto de Los Rodeos. Un maravilloso guiño del destino  hizo coincidir tu nacimiento y su llegada a la isla. Y luego pudiste conocerla el mismo paritorio.

Tu nacimiento fue el espectáculo más bonito del mundo. A años luz queda ahora el gol de Sergio Ramos en la Champions o el de Iniesta en el Mundial. ¡Fíjate que iluso era, Camila, que yo pensaba antes de ti que eso era lo más bonito que había vivido!

Vi asomar tu cabecita, luego tu brazo,  tu espalda y por último y tu cuerpo entero. Te pusieron sobre mamá, abriste los ojos y comenzaste a llorar. Y mama lloró también.  Sí, y yo tampoco me quedé atrás. Lloré como no lo había vuelto a hacer en cinco años cuando abuela Conchita se fue al cielo. A ese mismo cielo desde el que tú vienes. 

Luego te bañaron, te vistieron y te llevaron a la habitación. Y desde entonces no hemos vuelto a separarnos un solo instante.



Ahora no puedo evitar pensar en estos momentos presentes y en el futuro. No te puedo asegurar ser el mejor del padre del mundo. Pero sí que te prometo que intentaré con todas mis fuerzas ser el mejor padre para ti. Sé que no será fácil y que esto es básicamente un camino de ensayos y errores: equivocarme y aprender, meter la pata y remediarlo, probar algo y tener suerte. Esto de ser padre tiene toda la pinta de ser un aprendizaje continuo. Todo con tal de no cruzar esa peligrosa y delgada línea entre protegerte y sobreprotegerte, entre permitirte y consentirte, entre  cuidarte y controlarte. 

Espero además durante tu adolescencia reunir la fuerza necesaria para mantenerme en el “No” ante posibles e hipotéticos chantajes emocionales que me puedas tender. Un padre tan enamorado corre el riesgo de sucumbir. En cualquier caso te advierto desde ya que con los temas “moto” y “escuchar Maluma” no hay absolutamente nada que negociar durante los dieciocho primeros años de tu vida, y puede incluso que treinta.

Ahora mamá y yo hemos incorporado  un sinfín nuevas tareas en nuestro día a día: ayudarte a quitarte los gases, cambiarte los pañales e inventar filigranas y estrategias para que duermas. Creo que tan solo nos falta hacerte dormir intentando dar una voltereta o haciendo el pino puente. 

Y aquí estamos, tratando de aprender cada día gestionarte y cuidarte mejor, esperanzados en que los cólicos como todo en la vida también sean efímeros. Gracias a eso cuando de madrugada rompes el silencio de la casa con la potencia de tu sonido gutural “Aglá” lejos de desquiciarme (confieso que más de una vez he estado en ese punto) me consuelo pensando que estás ensayando para decir la frase entera: ¡Hala Madrid)

A veces fruto tal vez de la falta de sueño tengo alucinaciones y en cualquier movimiento de tu boca interpreto una sonrisa especialmente dedicada para mí o en un movimiento repentino de tus manos un saludo de buenas noches.

Y a veces vuelo aún más lejos con mis paranoias. Porque en ese  preciso momento en que tus ojos anuncian que te vas a dormir y mantienes la mirada perdida en cualquier lugar de tu cuna me gusta imaginar que tal vez estuvieras pensando - ¿quién sabe? - que te sientes orgullosa de que sea tu padre.





11 ago. 2017

El síndrome del Quemado




Tengo la enorme suerte de haber recibido una invitación para impartir y tutorizar un curso on line sobre el Síndrome del Quemado: Burnout.

Ilusionadisimo con este nuevo proyecto que comenzará en septiembre donde aplicaremos estrategias y herramientas de coaching para su tratatimiento y prevención.



10 ago. 2017

No tengo tiempo: Cuando parar es mejor que hacer




Sin duda puede ser uno de nuestros mantras más habituales: "No tengo tiempo".  Y eso justifica que vayamos a todo correr durante el día, como pollo sin cabeza creyendo que trabajar con esa urgencia es lo mejor que debemos hacer. Así, de esta forma tan simple nos autoengañamos cada día.

Y lo curioso es que en estos momentos suele ser más aconsejable todo lo contrario, pararnos a pensar antes que seguir trabajando compulsivamente en aquello que tenemos entre manos. Nos parecerá una locura parar y dejar de hacer -¡Es que no tengo tiempo!- pero a veces ocurre que no hay nada mejor que hacer que no hacer.

Me gusta poner el símil de la Fórmula 1. Estamos en carrera y nuestro coche no va todo lo rápido que queremos debido a que los neumáticos ya presentan una degradación notable. En un ataque de impulsividad pensamos en correr apurando los neumáticos hasta el final ignorando el implacable y severo efecto de la degradación. Sin embargo, racionalmente, lo mejor es algo en el sentido contrario: entrar cuanto antes, cambiar los neumáticos y salir a un ritmo mayor de carrera una vez calentemos las gomas.

Se trata de un caso clásico de impulsividad frente a razón. ¿Cómo voy a perder tiempo ahora cambiando los neumáticos? Por una sencilla razón, porque ya estás perdiendo velocidad y con los neumáticos nuevos, muy pronto, en 3- 4 vueltas, habrás recuperado el tiempo "perdido". 

Siempre es una buena opción parar y pensar.

En la gestión del tiempo es tan importante pensar y enfocarse como hacer, lo uno no puede vivir sin lo otro. Por tanto, en la próxima "crisis" que tengas te aconsejo que antes que nada pares 5-10 minutos. Sí, como lo oyes. Nadie se ha muerto por ello ni hay riesgo de que una bomba atómica caiga sobre nosotros si lo hacemos. A nadie le ha pasado.

Si estás en crisis porque no has podido planificarte (¡muy mal hecho pero ahora no es el momento de reproches!) intenta parar la "hemorragia" cuanto antes y piensa las 2-3 cosas más importantes y urgentes que tienes que hacer durante la próxima hora. ¡Y ojo! recuerda sobre todas las cosas poner un tiempo límite para hacer cada una de ellas ya que de lo contrario no podrás pasar de una tarea a otra.

Y luego cuando pase esta "crisis" y antes de que llegue la otra (estás condenado a ello si no cambias tu patrón) reflexiona y valora comprometerte con una mejor gestión de tu tiempo. Porque esto no es vida y porque puedes y te mereces vivir a otro nivel.





8 ago. 2017

Camilando por la vida: ¡Sal ya, Camila!





Sí, sé que no es aún el momento. Somos conscientes de que los cálculos dicen que sobre el día 24 es cuando toca que vengas, pero quiero que sepas que papá y mamá te van a recibir igualmente bien si te adelantas, incluso nos darás una alegría

No, no quiero pensar en la luna llena, ni en las mareas, ni ningún tipo de superstición. Tú haz el esfuerzo y ya, ¿vale?

Hazlo al menos por tu madre, que la pobre cada día puede moverse menos.  Hace meses que no sabe lo que es dormir bocabajo y muchas veces llego a casa y encuentro el suelo lleno de cosas que se le han caído y no ha podido recoger: una cuchara, el mando de la tele, un bolígrafo. 

Imagínate además todo ello con el calor insufrible de agosto.

Estamos haciendo todo lo posible porque salgas. Estamos caminando mucho, muchísimo. No sé cuantas veces nos hemos recorrido el parque de las Indias: ya nos conocemos a los perros y a sus dueños de memoria.

Cada día le cuesta más caminar y cada día tus patadas voladoras son más fuertes (¡abusadora!) ¿Quieres salir ya?

Pero quiero que sepas Camila, que a veces sonrío un poco con todo esto. Deberías verla de lejos caminando, moviéndose de un lado a otro como imitando a E.T.. Ya solo le falta decir."Mi caaaaaasaa".




Con la tecnología de Blogger.